Subscribe to news digests

News Search

Industry News

Peru issues disclosure rules for company beneficial ownership

Wednesday, 9 October, 2019

Lea la versión en español

Peru’s tax authority has set out the procedure for disclosing the ultimate beneficial ownership (UBO) of entities, with individuals deemed beneficial owners if they hold at least 10 percent of an entity's capital (Legislative Decree 1372).

The legislation was enacted in August 2018; however, the tax authority (Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria, SUNAT) has only recently published the procedure, deadlines and conditions for submitting UBO information, issuing Resolution 185-2019/SUNAT (Resolución de Superintendencia No 185-2019/SUNAT) on September 25, 2019.

Those required to submit UBO information to SUNAT include:

  • legal persons domiciled in Peru;
  • legal arrangements (for example trusts and investment funds) established in Peru;
  • non-resident legal persons that have incorporated a branch, agency or other permanent establishment in Peru;
  • legal arrangements established abroad with an administrator domiciled in Peru; and
  • foreign consortiums with a party resident in Peru.

Under the regulations, entities considered “principal taxpayers” must disclose their ultimate beneficial owners on an online form (virtual form 3800 – ultimate beneficiary return) from December 2019, the actual due date being that of the entity's monthly tax return. SUNAT will be publishing a schedule for entities not considered “principal taxpayers” in due course.

Breaching the UBO regulations or failing to submit and/or update information may result in a fine equivalent to 0.6 percent of the net income for that tax year, from a minimum of five tax units and a maximum of 50 tax units (PEN4,200 in 2019).

Entities needing to update their UBO information must do so by submitting via a new ultimate beneficiary return.

Sources

Perú emite las reglas de divulgación para los beneficiarios definitivos de las compañías

La autoridad fiscal de Perú ha iniciado el proceso de revelar los beneficiarios definitivos de las entidades (UBO, por sus siglas en inglés) con los individuos que son considerados como beneficiarios en caso de que estos retengan al menos el 10 % del capital de la entidad (Decreto legislativo 1372).

La legislación se decretó en agosto de 2018. Sin embargo, la autoridad fiscal (SUNAT, Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria) publicó hace poco el procedimiento, los plazos y las condiciones para presentar la información referida a los UBO mediante la Resolución 185-2019/SUNAT (Resolución de Superintendencia n º 185-2019/SUNAT) el 25 de septiembre de 2019.

Aquellos que necesitan presentar la información referida a los UBO a la SUNAT son los siguientes:

  • Personas legales radicadas en Perú.
  • Acuerdos legales (por ejemplo, fondos fiduciarios y de inversión) establecidos en Perú.
  • Personas legales que no residen en Perú, pero que han incorporado una sucursal, agencia o cualquier otro tipo de establecimiento permanente en el país.
  • Acuerdos legales establecidos en el extranjero con un administrador que reside en Perú.
  • Consorcios extranjeros con una entidad que reside en Perú.

Según la normativa, las entidades que se consideran “contribuyentes principales” deben divulgar a los beneficiarios definitivos en un formulario online (formulario virtual 3800: Devolución del beneficiario propietario final) desde diciembre de 2019; la fecha de vencimiento es la declaración jurada mensual de la entidad. La SUNAT publicará un programa para las entidades que no se consideren «contribuyentes principales» a su debido tiempo.

El incumplimiento de las regulaciones de los UBO o la falta de entrega y/o actualización de la información pueden dar lugar a una multa equivalente al 0,6 % de los ingresos brutos para ese año fiscal, desde un mínimo de cinco unidades fiscales hasta un máximo de 50 unidades fiscales (PEN4,200 en 2019).

Las entidades que tengan que actualizar la información referida a los UBO deben hacerlo mediante el envío de una nueva Devolución del beneficiario propietario final.

Fuentes